martes, 14 de agosto de 2018

El Imperio Romano y la Estructura de Clases

El Imperio Romano comenzó a formarse como una entidad política, militar y económica que, con el tiempo, llegó a ser uno de los imperios más poderosos de la Antigüedad.

La posición estratégica de la Península Itálica en mitad del Mediterráneo facilitó su hegemonía hacia ambos costados de la cuenca marítima.

El Imperio Romano, Lex, Roma Antigua, Los Plebeyos romanos, Los esclavos en Roma, Estructura de Clases en el Imperio Romano, Clases Sociales en el Imperio Romano
Imagen de: www.estudiossocialesonline.com

El Imperio Romano se asentó sobre una sociedad estructurada en clases sociales perfectamente delimitadas. Todo el poder se encontraba concentrado en manos de un patriciado celoso de sus privilegios y sus glorias. 

Cuando los conflictos internos o exteriores acechaban, echaba mano de la ley: "dura lex, sed lex" o sea, "la ley es dura, pero es ley". Lo que procuraba era establecer que, independientemente del criterio o las interpretaciones de la autoridad competente, había una ley ineludible e igual para todos que estaba escrita y que era preciso cumplir y respetar. La ley debe ser cumplida por dura que parezca, incluso por los gobernantes. Y, cuando ello no era suficiente, apelaba a las legiones, un aparato militar imbatible. 

La ley, del latín lex, legis, es una norma jurídica dictada por el legislador; es un precepto mediante el cual se manda, prohíbe o permite algo en consonancia con la justicia. Por lo tanto, su incumplimiento, conlleva una sanción.

Entre tanto, para distraer a la plebe, sembraba de anfiteatros sus dominios, donde imperaban las cuadrigas y los combates de gladiadores como política del "pan y circo".

Las Diferentes Clases Sociales del Imperio Romano

Las diferentes clases sociales en el Imperio Romano eran: Patricios, Plebeyos Nobles y Plebeyos Caballeros.

Los Patricios

El Imperio Romano, Lex, Roma Antigua, Los Plebeyos romanos, Los esclavos en Roma, Estructura de Clases en el Imperio Romano, Clases Sociales en el Imperio RomanoSe denominaba Patricios a las familias más antiguas de Roma, quienes formaban una aristocracia de propietarios de tierras. Poseían todos los privilegios tanto fiscales, como judiciales, políticos y también culturales. Eran ciudadanos de pleno derecho. 

En un principio los patricios eran los que componían el Senado Romano, sin embargo, un cúmulo de escándalos durante la época de la República provocó que solo algunos patricios designados por el propio emperador, formaran parte del Senado y de su propio consejo personal.

Con el trascurrir del tiempo el patriciado fue cediendo importancia en favor de cierto sector de los plebeyos, que estaban adquiriendo importantes riquezas y derechos.  De esa forma, el número de plebeyos terminó siendo mayor que el de los patricios.

Los Plebeyos

Así se denominó en la Roma primitiva a todos aquellos que estaban por fuera del grupo de los Patricios. Originalmente carecían de derechos, pero a través de siglos de luchas sociales se les fueron reconociendo derechos similares a los de los Patricios. Entre ellos el de ser Ciudadanos Romanos, a elegir representantes y a tener sus propias instituciones políticas.

Entre los plebeyos había grandes diferencias económicas, por lo que dentro de los denominados Plebeyos se pueden distinguir los siguientes grupos: nobles, caballeros y clientes.

Nobles: Eran los plebeyos más ricos, que se igualaban a los patricios por su fortuna y por ocupar los cargos políticos más importantes.

Caballeros: Eran plebeyos con una fortuna intermedia, que obtenían por sus trabajos como comerciantes, agricultores o profesionales, llegaban a ocupar cargos políticos de mediana importancia.

Clientes: Eran plebeyos que no tenían recursos propios y se ponían al servicio de un patricio (para ir a la guerra, votarlo en los comicios). A cambio su patrón les daba alimentos y/o dinero. Con el correr del tiempo, los clientes fueron empobreciéndose cada vez más, hasta convertirse en una masa de desocupados fácil de manipular con fines políticos.

Esclavos

No tenían derechos de ningún tipo. Normalmente eran prisioneros de guerra. El número de esclavos en Roma llegó a ser enorme con la expansión del Imperio. Se les obligaba a hacer los trabajos más duros y ruines de por vida. Muchos de estos esclavos eran utilizados para satisfacer las ansias de diversión del Emperador y del pueblo.

Los esclavos eran los principales actores de las “funciones” que se realizaban en los coliseos y anfiteatros romanos, donde a menudo debían luchar a muerte entre ellos, enfrentarse a guerreros provistos de armaduras y grandes espadas, pelear contra animales salvajes o resistir en las carreras de cuadrigas, entre otras lindezas. 

El Imperio Romano, Lex, Roma Antigua, Los Plebeyos romanos, Los esclavos en Roma, Estructura de Clases en el Imperio Romano, Clases Sociales en el Imperio Romano

El Imperio Romano duró más de un milenio, con lo cual, también sufrió numerosas evoluciones, tanto a nivel político, como económico o territorial, pero también en los referente a las clases sociales. Por ejemplo, algunos esclavos podían dejar de serlo, o algunos plebeyos podían llegar a convertirse en personalidades muy importantes, incluso cercanas al Emperador.


Fuentes:
www.lavozdelderecho.com
sobrehistoria.com



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...